Espirituosos

Grappa Nonino

En 1897 Orazio Nonino, el fundador, establece en Ronchi de Percoto la destilería, anteriormente destilaba el orujo de finca en finca y el vino era casi siempre de un sólo tipo de uva, había pues una selección en su producción o sea un “Cru Monovitigno®”. En 1928 Antonio, padre de Benito, la trasladará a Percoto donde permanecerá hasta hoy día.

A mediados de los años sesenta la grappa tiene una expansión excepcional y la mayor parte de las destilerías, para satisfacer la gran demanda del mercado, pasan del alambique discontinuo al alambique continuo, eso es, de la calidad a la cantidad. Por el contrario Nonino busca el modo de mejorar combinando la tradición, con nueva tecnología. Siguiendo el ejemplo de la destilación del Cognac, instalan alambiques de poca capacidad y sistema discontinuo en batería.